Debunking Myths

06 noviembre 2005

El chico hechizado, parte II

Tras la película

Por: Mark Opsasnik
Traducción: Marcos Mozas

Supuesta página del 'diario'El interés de los medios llegó a su punto más alto tras el estreno de la película y el éxito subsecuente. El artículo más fascinante y en profundidad que apareció sobre el tema lo hizo en la edición de enero de 1975 de la revista Fate. En un artículo titulado “La verdad detrás de El Exorcista”, el autor Steve Erdmann revela información no conocida antes respecto a los hechos detrás de la historia.

Erdmann comienza su relato poniendo a los lectores en antecedentes. El chico de 14 años de Mount Rainier, que es llamado “Roland Doe” en el susodicho “diario”, es poseído por una “entidad invisible” después de que él y su “Tía Tillie” empiezen a experimentar con un tablero ouija®1 en enero de 1949. Fue tratado en el Hospital Universitario de Georgetown en Washinton D.C. Antes de que el demonio le fuera exorcizado con éxito por curas jesuitas en la Universidad de St. Louis. El artículo de Erdmann es altamente significativo porque en él cuenta de un “diario” escrito por uno de los sacerdotes involucrados en el exorcismo (que salió primero a la luz en el libro William Peter Blatty On The Exorcist From Novel To Film [Nota del T: William Peter Blatty sobre El Exorcista de la novela a la película]). El artículo incluye amplias citas de ese documento para ilustrar la historia de Erdmann.

Erdmann también explica que durante el otoño de 1949 un estudiante de la Universidad de Georgetown no nombrado, cuyo padre era psiquiatra en el Hospital de Santa Elizabeth en Washington, D.C. y que pudiera haber estado involucrado en el caso, le contó al profesor de Georgetown padre Eugene B. Gallagher, S.J.2, de la existencia del misterioso diario. El padre Gallagher obtuvo del psiquiatra un documento similar a un diario, de 16 páginas, escrito como guía para futuros exorcismos.

William Peter Blatty, según Erdmann, era a la sazón estudiante de Gallagher y le pidió repetidamente una copia del diario a su profesor. En la primavera de 1950 el padre Gallagher prestó el diario al entonces decano de la Universidad de Georgetown, padre Brian McGrath, S.J. Cuando Gallagher intentó recuperar el diario, fue informado por la secretaria del padre McGrath que sólo quedaban nueve páginas en papel carbón. Erdmann se pregunta si de todos modos el diario había encontrado por algún medio la forma de llegar a manos de Blatty.

El grueso del artículo consiste en reediciones del diario y detalles dados por el padre Gallagher, que estaba relatando información que le había proporcionado el padre O’Hara de la Universidad de Marquette —un testigo directo y participante en el rito de exorcismo administrado a Roland Doe. La información que sigue es parafraseada de esas fuentes.

Titulado “Caso de estudio por curas jesuitas”, el diario comienza proveyendo información de fondo sobre “Roland Doe” (nacido el 1-6-35), hijo de “Sr. y Sra. Edwin Doe” (seudónimos obvios). Afirma que la familia vive en una urbanización de clase media de un suburbio de Washington.

15 de enero de 1949—Un sonido de goteo fue oído en el dormitorio de su abuela por el chico y su abuela. Un cuadro de Cristo en la pared se sacudió y se oyeron ruidos de arañazos bajo las tablas del suelo. A partir de esa noche se oyeron ruidos de arañazos cada noche desde las 7 p.m. hasta medianoche. Esto continuó por diez días consecutivos. Tras tres días de silencio, el chico oyó “zapatos rechinando” durante la noche sobre su cama que continuaron por seis noches consecutivas. (Adviertan que el artículo y presumiblemente el diario no hace mención de qué miembros de la familia en realidad fueron testigos o estuvieron presentes cuando estos eventos acontecieron.)

26 de enero de 1949—“Tía Tillie,” que tenía un profundo interés en el espiritismo y había introducido a Roland al tablero ouija®, murió de esclerosis múltiple a la edad de 54. La Sra. Doe sospechaba que podría haber alguna conexión entre su muerte y los aparentemente extraños sucesos que continuaron teniendo lugar. En una ocasión durante las manifestaciones la Sra. Doe preguntó: “Si tú eres Tillie, golpea tres veces.” Oleadas de aire empezaron a golpear a la abuela, la Sra. Doe, y Roland y se oyeron tres golpes en el suelo. La Sra. Doe volvió a preguntar: “Si tú eres Tillie, dime que sí golpeando cuatro veces.” Se oyeron cuatro golpes, seguidos de zarpazos en el colchón de Roland. (En varias ocasiones durante todo este viacrucis la Sra. Doe intentó comunicarse verbalmente con tía Tillie, aparentemente alternando sus creencias de que los problemas con su hijo eran o bien obra del diablo o bien de su pariente difunta.)

17 de febrero de 1949—En esta noche un ministro luterano del lugar llamado reverendo Shultz [sic] arregló que el chico pasara la noche en su vicaría. Roland llegó a las 9:20 p.m. Y estuvo hasta las 9:20 a.m. de la mañana siguiente. El reverendo supuestamente oyó ruidos de arañazos , y presenció lo siguiente: vibraciones de la cama; una silla en que Roland estaba sentado volcarse; y el movimiento de una pila de mantas sobre las que estaba sentado Roland.

26 de febrero de 1949—Empezando esta noche, arañazos y marcas aparecieron sobre el cuerpo del chico por cuatro noches consecutivas. Tras la cuarta noche empezaron a aparecer palabras y parecían estar arañadas por garras. (El diario indica que en esta ocasión sólo la Sra. Doe estaba presente cuando las marcas aparecieron.) Erdmann menciona que el padre Albert Hughes de la iglesia católica de san Jaime en Mount Rainier fue consultado. Hughes sugirió a la familia que usara velas bendecidas, agua bendita, y oraciones especiales. (La fuente de Erdmann para esta información no se facilita.)

La cronología ahora se vuelve confusa. Entre el escritor del diario (con información subministrada por la Sra. Doe) y las fuentes anónimas de Erdmann se alegan varios detalles. La Sra. Doe afirma que estaba usando las velas bendecidas cuando un peine voló a través de la habitación y las apagó. En diferentes momentos fruta voló por la habitación, una mesa de la cocina se volcó, leche y comida se alejaron de una mesa, un perchero con un abrigo volaron a través de la habitación, una biblia aterrizó a los pies de Roland, y una mecedora en la que estaba sentado Roland se puso a girar sobre sí misma. Roland fue expulsado del colegio porque su pupitre se desplazaba por el suelo del aula.

Se cita al diario diciendo que en una ocasión la Sra. Doe cogió una botella de agua bendita y la roció por toda la casa. Cuando colocó la botella en una estantería voló a través de la habitación pero no se rompió. Una noche ella sostenía una vela encendida junto a Roland y toda la cama, la Sra. Doe, y Roland empezaron a moverse atrás y adelante al unísono. Se hicieron intentos de bautizar a Roland Doe—se dice que respondió con rabia—y se menciona una estancia de tres días y medio en el Hospital Universitario de Georgetown. Los eventos continuaron cuando el chico fue llevado a Normandy, Missouri, durante la primera semana de Marzo de 1949. Se dice que varios parientes de Missouri fueron testigos de las marcas en la piel.

9 de marzo de 1949—El padre Raymond J. Bishop, S.J., de la Universidad de St. Louis fue mandado llamar (por primera vez) y presenció los arañazos en el cuerpo del chico y el movimiento del colchón.

11 de marzo de 1949—El padre Bowdern (descrito como el pastor de la iglesia de san Francisco Javier) entra en escena. Después de que Roland se retirase a las 11 p.m., el padre Bowdern leyó la novena a san Francisco Javier, bendijo al chico con una reliquia (un pedazo de hueso del antebrazo de san Francisco Javier), y colococó un crucifijo con reliquia incrustada bajo la almohada del chico. Los parientes se quedaron y el padre Bowdern y el padre Bishop se marcharon. Poco después, se oyó un fuerte ruido en la habitación de Roland y cinco parientes se precipitaron en el escenario. Supuestamente encontraron que una gran librería se había desplazado, un banco había sido volcado, y el crucifijo había sido movido al borde de la cama. Las sacudidas del colchón de Roland se detuvieron sólo después de que los parientes gritaran: “¡Tía Tillie, para!”

El padre William Bowdern16 de marzo de 1949—El arzobispo Joseph E. Ritter dio permiso al padre Bowdern para comenzar el rito formal de exorcismo. Esa noche, acompañado por el padre Bishop y un estudioso jesuita (que más tarde se reveló que era Walter Halloran), el padre Bowdern empezó a recitar las oraciones rituales del exorcismo.

Durante todo marzo hasta abril, Roland fue confusamente trasladado de un lado a otro entre la casa de su tía en Normandy, Missouri, una casa parroquial cercana, y el Hospital de los Hermanos Alexianos en el sur de St. Louis. El rito era un proceso en curso. Las instrucciones del ritual ordenaban al exorcista a “pronounciar el exorcismo con voz imperativa y autoritaria”. El ritual romano de exorcismo cristiano reza: “Yo te expulso, a tí espíritu impuro, junto con la menor invasión del maligno enemigo y todos los fantasmas y legiones diabólicas. En el nombre de nuestro señor Jesucristo, vete y desaparece de esta criatura de Dios….”

Erdmann informa de marcas apareciendo en el cuerpo de Roland mientras estos procedimientos continuaban y de los habituales malos modos del chico: Arrebatos caracterizados por maldiciones desaforadas, vómitos, orinarse y el uso de frases en latín. Erdmann también menciona que en una ocasión Roland puso su mano en un muelle de la cama, lo rompió, y se lo clavó a un cura en el brazo. (Dice que no está seguro de si este suceso tuvo lugar en su casa de Maryland o durante el ritual de exorcismo.) Otra vez durante una ronda de oraciones después de que Roland hubiera sido instruido en la fe católica y hubiera recibido su primera comunión, un retrato de seis pulgadas [Nota del T: unos quince centímetros] del diablo con las manos levantadas por encima de la cabeza, redes extendiéndose desde sus manos, y cuernos sobresaliendo de su cabeza apareció en color granate en la pantorrilla del chico. (No se hace constar quién realmente presenció esto.) Más tarde, Roland fue transportado de vuelta a Maryland para una visita de corta duración y en uno de los viajes de tren se volvió loco, golpeando al padre Bowdern en los testículos y gritando: “Esto es un cascanueces3 para tí, ¿no?”

18 de abril de 1949—Mientras el ritual nocturno continuaba, el padre Bowdern obligó a Roland a llevar una cadena con medallas y a sujetar un crucifijo en sus manos. La conducta de Roland cambió y calmadamente hacía preguntas sobre los significados de ciertas plegarias en latín. Bowdern continuó el ritual, exigiendo saber quién era el demonio y cuándo se marcharía. Roland respondió con un ataque de cólera y gritó que era uno de los ángeles caídos. Bowdern siguió recitando hasta las 11:00 p.m. cuando Roland le interrumpió. Con una nueva voz masculina Roland dijo: “¡Satán! ¡Satán! ¡Soy san Miguel! Te ordeno, Satán, y a los otros espíritus malignos que abandoneis este cuerpo, en el nombre de Dominus, ¡inmediatamente! ¡Ahora! ¡Ahora! ¡Ahora!” Roland tuvo un último espasmo antes de caer quieto. “Se ha ido,” articuló Roland, contándole después a Bowdern que había tenido una visión de san Miguel sujetando una espada flamígera. Doce días después dejó Missouri y regresó a Maryland.

Dos de los artículos más influyentes que aparecieron sobre este tema (al menos según el saber popular) pueden ser encontrados entre las páginas de The Prince George’s Sentinel [Nota del T: El Centinela de Prince George], un semanario publicado en Hyattsville, Maryland. Ambos artículos fueron apresuradamente escritos por escritores novatos que aparentemente no estaban muy preocupados por el contenido basado en hechos y escribieron todo lo que se les contó. Ambas noticias deben ser abordadas con cautela ya que hay algo de información valiosa, aunque oscurecida a veces por molestas imprecisiones.

El primero, “El Exorcista: El incidente real involucró a un sacerdote de Mt. Rainier en 1949,” fue escrito por Spencer Gordon, y apareció en la edición del 4 de febrero de 1981. El artículo revela por primera vez que el padre E. Albert Hughes de la iglesia de san Jaime en Mount Rainier fue el cura que condució el misterioso y muy rumoreado primer intento de exorcismo sobre el chico en el Hospital Universitario de Georgetown. Esta gran revelación fue hecha cuando Hughes entabló una conversación de dos horas tras la cena en la noche del miércoles 8 de octubre de 1980, con su entonces pastor asistente, el padre Frank Bober. Significó la primera y única vez que Hughes habló con Bober (que llegaría a convertirse en una figura clave en este caso por tener un perfil preponderante en la presencia en los medios) acerca del incidente en su vida. El artículo afirma: “Mencionó pocos detalles pero según se levantaron de la mesa, planearon retomar su coloquio la semana siguiente”. Sin embargo, como Gordon señala, el segundo coloquio nunca tuvo lugar ya que Hughes murió de un ataque cardíaco el 12 de Octubre de 1980.

El artículo informa de que después de que los psiquiatras fracasaron al intentar ayudar al chico en el Hospital Universitario de Georgetown, el padre Hughes fue mandado llamar para practicar el exorcismo. En un momento dado el chico arrancó un muelle de la cama y sajó el brazo del cura (a este incidente aludió primero el reverendo John J. Nicola en el artículo del Evening Star y del Washington Daily News por Gwen Dobson del 3 de noviembre de 1972). Gordon asevera que el incidente supuestamente tuvo un efecto traumático en el padre Hughes y que el evento había estado “envuelto en el misterio.” También afirma que el padre Hughes se tomó un largo período de retiro tras el rito de exorcismo abortado. En este artículo el supuesto emplazamiento de la casa familiar se revela por primera vez. Se muestra una foto de una zona vacía en la esquina de una calle, resaltada con la leyenda: “Solar vacío en Bunker Hill Road en Mt. Rainier, lugar del exorcismo.” Gordon concluye su trabajo escribiendo: “Los únicos restos físicos del exorcismo en Mt. Rainier son las escaleras y la pared que rodea a la casa donde vivió el chico. La casa ardió hace años y el solar está vacante.” Gordon no revela la dirección completa del lugar y no revela quién le contó que ese solar vacío concreto fuera el sitio en cuestión. (Es digno de mención que el padre Bober no es acreditado en este artículo como la fuente de esa información.)

Compensiblemente, el artículo desató el furor local mientras la población adolescente hacía de este sitio el área de atracción número uno al caer la noche.

El segundo artículo del Sentinel, “Exorcismo: La posesión demoníaca aún ronda a los residentes de Mt. Rainier”, fue obra de Brenda Caggiano y apareció en la edición del 28 de octubre de 1983, justo a tiempo para Halloween. Este poco conciso artículo incluye toscas entrevistas mantenidas con residentes locales y parroquianos de las tabernas, ninguno de los cuales sabía el nombre del chico poseído. El artículo, sin embargo, sí nombra la dirección del 3210 de Bunker Hill Road—el solar vacío donde supuestamente se levantó alguna vez la casa de la familia. Este artículo también muestra una fotografía del solar (con la leyenda: “¿Donde ocurrió?”) e incluye una referencia al padre Bober, que “reconoció que el chico con posesión demoníaca vivió en las proximidades del solar vacío de la calle 33 con Bunker Hill Road….”

El último de los artículos significativos de los periódicos que trataron este suceso fue también el más ampliamente leído, apareció en el Washington Post del 6 de mayo de 1985. En un artículo titulado “Extraños síntomas de un joven llevaron al exorcismo de 1949”, el autor Arthur S. Brisbane proporcionaba un rápido a repaso de toda la historia, con un especial enfásis en el rol del padre Hughes en el intento local de exorcismo. El artículo identifica la localización del la casa del chico como 3210 de Bunker Hill Road en Mount Rainier, citando el artículo del The Prince George’s Sentinel del 4 de febrero de 1981 como su fuente. La trascendencia real de este artículo consiste en las citas atribuídas al padre Frank Bober. Hablando de dónde vivía el chico, Bober cuenta al reportero: “El padre Hughes nunca me dijo el lugar exacto (de la residencia) pero gente que estaba familiarizada con el caso que siguen viviendo en Mt. Rainier lo identificó.” Curiosamente, Bober no identifica a las personas que identificaron esa localización. Yo descubriría la razón más adelante en mi investigación: no existían tales individuos.


La resurgencia de los 90

El reciente4 lanzamiento de dos proyectos relacionados con El Exorcista y el 25 aniversario de la película este año han renovado el interés del público en este caso. El primero en aparecer fue el libro Possessed: The True Story Of An Exorcism [Nota del T: Posesión: historia real de un exorcismo] que fue obra de Thomas B. Allen. Se presentaron dos ediciones, una de tapas duras publicada Doubleday en julio de 1993 y una versión más acesible en rústica editada por Bantam en abril de 1994. El segundo producto es un video titulado In The Grip Of Evil [Nota del T: En las garras del maligno], que fue producida en 1997 por Henninger Media Development Inc. de Arlington, Virginia, en conjunción con el Discovery Channel. Thomas B. Allen también hizo las veces de consultor y escritor para este video.

Posesión es el único libro en centrase enteramente en el exorcismo del chico poseído (a quien Allen se refiere como “Robbie”) y está esencialmente basado en dos fuentes: el diario de 26 páginas (Steve Erdmann afirma que el diario tenía 16 páginas de largo en su artículo de enero de 1975 en Fate) que Allen revela que fue escrito por el padre Raymond Bishop; y en entrevistas con el padre Walter H. Halloran, un entonces estudioso jesuita que asistió en el exorcismo de St. Louis y que es uno de los pocos testigos presenciales aún vivos que está dispuesto a hablar de sus experiencias. El autor le da mucha importancia a la creencia de que la familia siempre residió en el 3210 de Bunker Hill Road en Mount Rainier e incluye información imprecisa sobre el padre Hughes y el primer exorcismo practicado al chico en el Hospital Universitario de Georgetown. Se pone mucho énfasis en el exorcismo de St. Louis, donde nos enteramos de que el el padre William S. Bowdern de 52 años, pastor de la iglesia de san Francisco Javier de St. Louis condució el rito final, asistido por el padre Raymond Bishop de 43 años, director del departamento de educación de la Universidad de St. Louis. Gran parte del material refleja lo que Steve Erdmann publicó en su artículo de enero de 1975 en Fate.

Sin embargo, el libro sufre de muchos defectos: la identidad del chico no es revelada; las escuelas a las que asistió no se mencionan; no se mantienen entrevistas con ninguno de los compañeros de clase o amigos de la infancia del chico; no se mantienen entrevistas con ninguno de los amigos o vecinos de la familia del chico (levantando una vez más sospechas sobre la dudosa localización en Mount Rainier); y el propio chico poseído no es entrevistado.

El video de 50 minutos En las garras del maligno simplemente refleja el material que Thomas Allen presentaba en su libro Posesión. Combina recreaciones dramáticas con comentarios de cameos al estilo de Misterios sin resolver por un puñado de personajes incluyendo al propio Allen, al padre Walter Halloran y al padre Frank Bober. Curiosamente, Allen comienza el video explicando que la familia era de Mount Rainier (lo que yo advertí desde el principio que era un error crítico), sin embargo, se muestran escenas en dos partes distintas del vídeo describiendo el hogar del chico y que revelan una casa aún intacta que claramente no es la famosa esquina de la calle 33 con Bunker Hill Road en Mount Rainier. ¿Dónde está esta casa? Localizar esa casa y determinar el nombre de la familia que una vez vivió allí serían mis siguientes objetivos investigativos.


Notas


1: Ouija es marca registrada propiedad de Parker Brothers.

2: S.J. Sociedad de Jesús, nombre formal de los jesuitas.

3: Nutcracker en el original. Nut significa "nuez", pero vulgarmente también se utiliza dicho vocablo para referise a los testículos.

4: Este artículo fue publicado en 1999.

Continúa en El chico hechizado, parte III >>

Publicado por Shoikan :: 2:25 p. m. ::

Publica un comentario

-------------------------------------