Debunking Myths

19 noviembre 2005

El chico hechizado, parte III

Derrumbando el mito del
3210 de Bunker Hill Road, Mount Rainier


Por: Mark Opsasnik
Traducción: Marcos Mozas

Rumores de que el chico hechizado había vivido realmente en el 3210 de Bunker Hill Road en Mount Rainier han estado rondando desde principios de los 80 y han sido propagados principalmente por los adolescentes del vecindario y por recién llegados a la zona, que han elevado el aura que rodea a este emplazamiento a proporciones de leyenda urbana.

Volví atrás a la literatura y determiné que las primeras referencias impresas a esta dirección aparecieron en los artículos de The Prince George’s Sentinel [El Centinela de Prince George] del 4 de febrero de 1981 y del 28 de octubre de 1983. No se daba una fuente definitiva para esa información de la dirección. El siguiente artículo en resaltar ese emplazamiento, The Washington Post del 6 de mayo de 1985, citaba al padre Bober diciendo que el padre Hughes nunca le contó exactamente donde vivía el chico. De hecho, no hay referencia impresa de que el padre Hughes haya nunca identificado el 3210 de Bunker Hill Road como el hogar del chico. Estos artículos pusieron los rumores en circulación, pero nadie pudo confirmar positivamente que esa dirección fuese el hogar del chico. Es más, si el “diario” escrito por los curas jesuitas hubiera mencionado el 3210 de Bunker Hill Road, entonces Thomas B. Allen a buen seguro hubiera citado eso en su libro. No lo hace, sino que en cambio cita al artículo del Prince George’s Sentinel del 4 de febrero de 1981 como su fuente. Continúa, diciendo que el diario da otra dirección para la familia, como una media milla más lejos, llevándole a inferir que la familia se mudó de Mount Rainier.

Comprendí, sin embargo, que no había evidencia que demostrara que la familia viviera alguna vez en Mount Rainier para empezar. Había algún error.

La primera parada en mi misión de determinar quién fue realmente el que vivió en la dirección de Mount Rainier del 3210 de Bunker Hill Road fue la sucursal de la Biblioteca Pública de Hyattsville en el condado de Prince George, una instalación que se convertiría en mi base de operaciones por la duración de mi búsqueda. Fue allí donde encontré una copia extremadamente rara del Directorio Metropolitano del Condado de Prince George de la zona de Mt. Rainier-Hyattsville-College Park, publicado en 1950 por C. E. Wooten. Este directorio lista a las familias y sus números de teléfono según sus direcciones—un inusual y altamente efectivo método de rastrear a la población local. Mirando las entradas correspondientes a Bunker Hill Road, Mount Rainier, busqué en los listados hasta que encontré “3210” y descubrí que los ocupantes listados eran Joseph Haas y Grace Miller.

Ahora que tenía un nombre con el que trabajar, me dirigí seguidamente a la Biblioteca de la Sociedad Histórica del Condado de Prince George en la Mansión Marietta en Glenn Dale, Maryland y revisé la información relativa al apellido “Haas.” Mientras buscaba en el índice de un libro titulado Retazos de los archivos de la funeraria de los hijos de Francis Gasch, Condado de Prince George, Maryland 1860-1940 (publicado en 1996 por la Sociedad Genealógica del Condado de Prince George de Bowie, Maryland) encontré una entrada altamente significativa en la página 313 relacionada con la familia Haas. Decía:

Miller, Martina Gregory—3226 de Bunker Hill Road, Mount Rainier, Maryland. 08 Jun 1926. (Una nota del Evening Star del 07 Jun 1926 p. 9 informa de su muerte el 06 Jun 1926 en la residencia de su hija Sra. de Joe S. Haas, 3226 de Bunker Hill Road, Mount Rainier, Maryland.) Esposa del difunto Lemuel E. Miller (Morristown, NJ papers).

Esta entrada pone claramente de manifiesto que Joseph Haas y su esposa vivían en una casa de Bunker Hill Road en 1926. Ya que estaba en la Biblioteca de la Sociedad Histórica, revisé a continuación el Atlas del Condado de Prince George, Maryland, Volumen 1, una gran colección de mapas publicada por la Franklin Survey Company de Philadelphia, Pennsylvania en 1940. En efecto, el mapa listaba en detalle todas las casas y sus respectivas direcciones y números en Mount Rainier y la casa del 3226 de Bunker Hill Road estaba situada justo en la esquina de la calle 33. Era la localización exacta del solar vacío donde se decía que se una vez estuvo el 3210. Fui informado más tarde por Susan G. Pearl de la División de Presevación Histórica de la Comisión de Parques Nacionales y Planificación de Maryland de que todos los números de las casas de Mount Rainier, así como muchos nombres de calles, fueron cambiados en 1942, una iniciativa que también fue implementada en muchas comunidades vecinas incluyendo Cottage City.

No había duda de que el 3226 de Bunker Hill Road y el 3210 habían sido una y la misma casa. Mi investigación, pues, había revelado más allá de toda duda que Joseph Haas vivió en la casa del 3210 de Bunker Hill Road desde al menos 1926 hasta al menos 1950.

El sentido común dictaría entonces que el chico poseído era hijo del Sr. Joseph Haas. Esto es, si esa fuera la verdadera casa, como era casi universalmente aceptado. Empecé a chequear los periódicos microfilmados de la sucursal de la Biblioteca Pública de Hyattsville y descubrí que tenían la tirada completa del periódico The Prince George’s Post, un semanal que se publicaba en Hyattsville, Maryland y que se remontaba a 1932. Leí cada copia desde 1932 hasta 1984 y descubrí para mi asombro que todos los números, sin falta, contenían una gran cantidad de informes vecinales escritos por residentes locales que se centraban en los pueblos concretos del condado y contenían todas las habladurías locales y acontecimientos noticiosos. Había columnas sobre Mount Rainier, Brentwood, Cottage City y Hyattsville (entre otros muchos) en cada edición y yo comenzé a buscar intensamente entre esas columnas información sobre Joseph Haas y sobre el caso de posesión en general.

En la columna de Mount Rainier encontré numerosas referencias a Joseph Haas, incluyendo una mención a una hospitalización tras un ataque de corazón en las ediciones del 28 de diciembre de 1950 y del 8 de febrero de 1951. El 8 de marzo de 1951 la Sra. M. E. Davis escribe que “El Sr. Joseph Haas 3210 de Bunker Hill Road está aún en el hospital.” Incluyen actualizaciones de su condición en las ediciones de 22 de marzo, 29 de marzo, 12 de abril, 26 de julio y 9 de agosto. En el número del 23 de agosto de 1951 anuncian que Joe Haas murió el jueves 16 de agosto de 1951 en su casa. Pensé que era extraño que no se mencionara a otros miembros de la familia, a no ser por supuesto que nadie le sobreviviera. Comprobar su necrológica en el Washington Post del 20 de agosto de 1951 confirmó mis sospechas. En parte, decía: “Joseph Stroup Haas….El jueves, 16 de agosto de 1951, en su residencia del 3210 de Bunker Hill Road, Mt. Rainier, Dr. JOSEPH STROUP HAAS, amado esposo de la difunta Emily G. Haas (de soltera Miller)… También se publicó un comunicado especial por la Logia nº 179 de Mount Hermoa al efecto de conducir los últimos ritos masónicos para nuestro difunto hermano y ex-maestro, Joseph Stroup Haas en el Templo Masónico en Hyattsville.”

No se listaban supervivientes a Joseph Haas. Estaba claro que nunca había tenido ningún hijo, por lo tanto el chico hechizado nunca pudo haber vivido en el 3210 de Bunker Hill Road.

Necesitaba corroboración e instintivamente chequeé el directorio de 1950 para ver quién más había vivido en Bunker Hill Road en ese punto del tiempo. Había diez casas listadas en la manzana 3200 y, dado el tremendo cambio demográfico que había transformado el condado de Prince George durante los últimos treinta años, me dí cuenta de que las posibilidades de localizar a alguien que recordara a la familia Haas eran muy pequeñas. Advertí que Richard e Irene Ashton estaban listados en el 3208 de Bunker Hill Road en 1950 y tras un pequeño trabajo de campo en la comunidad localizé a su hija Peggy Lanahan.

Resultó que los Ashtons habían vivido en el 3208 desde 1947 hasta 1959, y que Peggy pasó la mayoría de su infancia en esa casa. Ella recuerda visitar la casa de al lado en el 3210 muchas veces: “Eran una pareja mayor y una mujer llamada Grace Miller los que vivían allí. Grace Miller era una señora mayor de pelo gris y era mi profesora de piano. Estuve yendo a su casa y tomando lecciones de ella todos los días a finales de los 40. Nunca pense que eso (la posesión) sucediera aquí porque yo iba a aquella casa casi todos los días y nunca supe que pasara nada como eso y nunca ví ningún niño en aquella casa. Le pregunté a mi madre sobre el tema y ella recordaba a un hombre y su esposa y a Grace Miller viviendo en esa casa y tampoco recuerda que hubiera ningún niño allí.”

Como una de las pocas personas que pueden recordar realmente ir de visita al 3210 de Bunker Hill Road, Sra. Lanahan continuó con sus vívidos recuerdos:

Era una casa grande y vieja, de tres plantas. [Adviertan cómo esta descripción difiere drásticamente de la descripción de “casa de planta y entreplanta” dada por el relato del 10 de agosto de 1949 de The Evening Star, de Washington, D.C.] Era gris y deslustrada -no tenía una capa de pintura- y parecía una casa encantada. Nunca hubo ni un rumor de que un chico poseído viviera allí. La primera historia que ví jamás sobre ello fue la propia película. Fuí a una reunión de alumnos y mi amiga por aquel tiempo, que también vivió en Mount Rainier, me dijo:“¿Has visto el artículo en el periódico? Ese exorcismo tuvo lugar en la casa al lado de la tuya.” Yo dije, “No, no pudo ser allí porque ¿cómo podría ocurrir algo así en la puerta de al lado sin que ninguno de nosotros supiera nada de ello?” Especialmente cuando yo estaba tomando clases de piano allí dentro todos los días. Ninguno de los vecinos lo mencionó jamás. Le conté que no podía haber sido allí. Ella me enseñó el artículo y había una foto del solar de la esquina y nuestra antigua casa al fondo y no me lo pude creer. ¡Están equivocados!


Muchos residentes de Mount Rainier hablaban afectuosamente de Herbert y Mary Landolt y su familia, que se habían mudado al 4002 de la calle 33 en 1945 y permanecieron allí hasta que fallecieron en los 80. Tenían una gran, bien conocida, y muy respetada familia católica de nueve hijos y se me recomendó que hablara con ellos sobre el 3210 de Bunker Hill Road, una casa con la que su patio trasero resultaba lindar. Habiendo ya hablado con el hermano de Herbert, Dean Landolt, que fue fundamental en mi seguimiento de este caso, llamé a Robert Landolt (un hijo de Herbert y hoy en día un muy exitoso abogado del condado de Howard) para ver si recordaba algo acerca de la historia.“La gente del barrio nunca dijeron nada acerca de esa casa,” afirmó el Sr. Landolt. “Ya sabe, era sólo una casa rara y la llamábamos ‘la casa embrujada’ porque en los 50 estaba vacía por largos periodos de tiempo y era la única casa del vecindario en que ocurría eso. Mis hermanos y yo, todos repartíamos The Washington Star y The Washington Post, yo probablemente repartí en esa casa por un tiempo. No recuerdo que hubiera chicos en esa casa hasta finales de los 50, mucho después de que este caso tuviera lugar según se dice.”

El Sr. Landolt prosiguió declarando que había oído sobre el caso brevemente después de que el rito de exorcismo fuera llevado a cabo, a pesar de que sencillamente no se hablaba de ello en Mount Rainier. “Mi padre y tío Dean eran muy buenos amigos del padre Hughes, yo conseguí mi conocimiento del incidente a través de ellos,” me contó. “Honestamente, siempre he oído que él (el chico hechizado) era de Cottage City y que era un luterano que más tarde se convirtió al catolicismo. Eso es lo que se me contó y eso es lo que creo.”

Otros residentes de toda la vida de Mount Rainier contaron historias similares sobre el 3210 de Bunker Hill Road. Joan Flanagan, que creció en el pueblo y trabajó en el ayuntamiento varios años dijo, “Mi madre conocía a todos los del pueblo y me dijo que alguien llamado Haas vivía en esa casa y que no tenían ningún hijo. Todos los otros ancianos decían lo mismo. No pudo haber sido esa casa.”

La Sra. Flanagan me dirigió a Mary Prosperi, que también había crecido en la zona. Estas dos mujeres habían ido al colegio St. James en octavo grado juntas durante el año escolar 1948-49 (el mismo año en que el chico hechizado estaba en octavo grado aunque él no asistió al St. James ) y han mantenido la amistad desde entonces. La Sra. Prosperi me relató francamente: “Mi marido John me dijo que había repartido periódicos a esa casa en el 3210 durante toda esa época finales de los 40 y principios de los 50 y que ningún niño vivió nunca en esa casa. Fue sólo desde que salió la película que la gente empezó a decir que esa casa era el lugar [del exorcismo] pero para nosotros fue siempre un gran chiste. Nunca hubo niños en esa casa.”

Solar vacío en el 3210 de Bunker Hill RoadDe la información publicada en The Prince George’s Post y documentos del archivo del Instituto de Bomberos y Rescate de la Universidad de Maryland fui capaz de determinar que la casa del 3210 de Bunker Hill Road fue quemada en marzo de 1962 (que difiere de la fecha de abril de 1964 dada por Thomas Allen en su libro Posesión) como el ejercicio final de entrenamiento de la sección II del Curso de Entrenamiento Avanzado de Bomberos, un programa para bomberos ofrecido a través de lo que entonces se llamaba la Extensión del Servicio de Bomberos de la Universidad de Maryland. La quema de la casa fue llevada a cabo bajo la supervisión de los instructores senior de la Universidad de Maryland Matthew Dillon y Robert Smith, con la cooperación del Departamento de Bomberos de Mount Rainier. Representando a Mount Rainier estaban el jefe Francis Xander, el subjefe John Fisher, y el capitán Karl Young. Se invitó a participar a bomberos de las comunidades vecinas como Brentwood, Cottage City-Colmar Manor, y Hyattsville, resultando que eventualmente participaron unas cuatro docenas de hombres en las festividades (incluyendo los 18 estudiantes de la clase de entrenamiento). Aunque los tres principales oficiales de bomberos de 1962 de Mount Rainier han fallecido y nadie en el cuerpo de bomberos actual de Mount Rainier era miembro activo entonces, tuve pocas dificultades en localizar bomberos que sí participaron en la quema de aquella casa. Todos ellos repitieron los mismas opiniones nunca hubo ningún rumor entre los bomberos de que el 3210 de Bunker Hill Road hubiera sido nunca el emplazamiento de ningún tipo de posesión demoníaca.

Dave Manning, de 71 años, sirvió en el Cuerpo de Bomberos de Mount Rainier por veinticinco años (1950-1975) y recuerda vívidamente la casa de la esquina viniéndose abajo: “La quemamos en 1962, tan sólo era una casa grande y vieja de la que querían deshacerse. Nunca he oído nada como eso de ningún bombero o de ningún otro en Mount Rainier. Sólo fue una manera de coger práctica. Prendíamos una habitación y la desalojábamos, hacíamos eso una y otra vez y finalmente todo aquello se vino abajo. Durante todo el tiempo que fui bombero nadie jamás habló de esa casa como parte de El Exorcista o de que hubiera habido allí ningún exorcismo ni nada parecido.”

Otro residente de toda la vida de Mount Rainier que recuerda el incendio de la vieja casa es Ralph Collins de 82 años, que fue miembro activo del Cuerpo de Bomberos de Brentwood desde 1935 a 1976 (incluyendo un trabajo como jefe de 1944 a 1949) y fue presidente de la Asociación de Bomberos en los años 1950 y 1951. Collins a menudo frecuentaba y salía con sus amigos de la fuerza de Mount Rainier. Me contó: “Tal y como yo lo recuerdo esa casa estaba toda apuntalada y en mal estado y parecía algo siniestra, el pueblo de Mount Rainier estaba a disgusto con ella. Se arregló a través de la Escuela de Bomberos de la Universidad de Maryland. Nadie dijo nunca nada de que fuera la casa donde sucedió El Exorcista. Nunca se habló de ello. Sólo era una vieja casa que había que quitar.”

En este punto comprendí que mi trabajo en el 3210 de Bunker Hill Road había terminado. Había probado concluyentemente no sólo que la gente que vivió en la casa nunca tuvo hijos, sino que no había absolutamente ninguna historia (ni siquiera rumores) circulando entre los residentes de Mount Rainier, antes de la publicación de aquellos artículos del Prince George’s Sentinel a comienzos de los 80, de que algo parecido a un caso de posesión demoníaca hubiera jamás afectado a alguien que viviera en el 3210 de Bunker Hill Road. La creencia de que el chico hechizado había vivido en aquella casa no era más que un mito urbano, clásicamente puesto en circulación por algunos periodistas irresponsables. Yo fuí el primer investigador en desmontar este misterio. (La casa no obstante sí tiene una historia, ya que al menos dos personas, Martina Miller y Joseph Haas, habían muerto allí, posiblemente incitando bulos entre la juventud local de que esa casa estaba encantada.) No obstante la molesta cuestión continuaba: ¿Quién era el chico y dónde creció realmente?

Identificando al chico hechizado

El chico hechizado nunca vivió en Mount Rainier, pues, lo que significaba que tenía que empezar de cero y estudiar las notas y las entrevistas grabadas que había acumulado. La información que me dio Dean Landolt continuaba fija en mi mente. Él me había relatado que el padre Hughes le contó que el chico había ido a graduarse al Instituto Gonzaga, una escuela privada católica emplazada en Washington, D.C.

Volví a comprobar el artículo de Steve Erdmann en Fate de enero de 1975 y me fijé en que el chico había nacido el el 1 de junio de 1935. Supuse que si el muchacho había perdido el año escolar 1948-49, probablemente se graduaría en 1954.

Obtener un anuario de 1954 del Instituto Gonzaga no fue tarea fácil, pero localizé una copia a pesar de todo. Me sorprendió descubir que cuando un estudiante se graduaba en el Gonzaga, introducían bajo su foto del último año su nombre completo, dirección de su residencia actual, y el nombre de la parroquia de la que era miembro. Para el año escolar de 1954, había cinco graduados que eran miembros de la iglesia de St. James en Mount Rainier, Maryland: dos de Mount Rainier, uno de Washington D.C. y dos de Cottage City. Cogí esos cinco nombres y comprobé sus fechas de nacimiento por medio de varios sistemas de registros vitales de Maryland todo información pública. Sabía que el individuo que apareciera con una fecha de nacimiento del 1 de junio de 1935 probaría ser el misterioso chico hechizado. El primer nombré que seleccioné al azar coincidía con esa fecha de nacimiento. Por razones que serán obvias más adelante me referiré a este individuo a partir de ahora como “Rob Doe”1 (una combinación de seudónimos usados anteriormente). La dirección del hogar de Rob estaba listada en el anuario como 3807 de la Avenida 40, Cottage City, Maryland.

No había ahora duda de que había identificado con éxito al muchacho en cuestión, algo que ningún otro investigador había conseguido jamás.

Todo encajó rápidamente en su sitio mientras buscaba evidencia corroboratoria. La primera cosa que hize fue comprobar el apellido de la familia y la dirección de la Avenida 40 en el Directorio Metropolitano del Condado de Prince George de la zona de Mt. Rainier-Hyattsville-College Park de 1950 en la Biblioteca de Hyattsville. En efecto, la familia estaba listada en esa dirección. La investigación adquirió inmediatamente un tremendo impulso tan pronto como centré mis esfuerzos en el pueblo de Cottage City, Maryland, el hogar real del chico hechizado.

3807 de la Avenida 40, Cottage CityEntrando en una nueva fase de la investigación, me ocupé de determinar cuánto tiempo había vivido la familia Doe en el 3807 de la Avenida 40, Cottage City. Caminé hasta la Biblioteca Conmemorativa Martin Luther King en Washington, D.C., cuya tercera planta, División Washingtoniana contiene una completa colección de directorios telefónicos de Washington, D. C. y Maryland suburbano que se remontan al siglo 19. Llevé a cabo una meticulosa búsqueda en esos directorios (que están almacenados en microfilm) y descubrí que la primera publicación del apellido de la familia en cuestión apareció en el Directorio del Distrito de Columbia de Boyd-1935 (D. C.: R. L. Polk & Company) bajo un listado de Brentwood. La familia estaba listada en esa localización durante 1939. Según el Directorio del Distrito de Columbia de Boyd: Vol. 1940, la familia estaba listada residiendo en el 41 de la Avenida Central, Cottage City, Maryland. Volví corriendo a la Sociedad Histórica de Prince George, una comprobación con el Atlas del Condado de Prince George, Maryland de 1940, Volumen 1, de la Franklin Survey Company reveló que en ese punto en el tiempo, lo que pronto sería la Avenida 40 de Cottage City aún se llamaba Avenida Central. Esto verifica que la familia Doe había estado en la casa del 3807 de la Avenida 40 desde por lo menos 1940 (verifiqué más tarde que se mudaron a esta casa en 1939). Comprobaciones posteriores revelaron que el nombre de la calle cambió efectivamente a Avenida 40 en 1942 y que la familia estuvo en esa dirección hasta 1958. Immediatamente me di cuenta de que los curas involucrados habían muy probablemente identificado el pueblo de Mount Rainier como el hogar del chico para servir como una cortina de humo de manera que él no pudiera ser fácilmente identificado.

Salió a la superficie tanta evidencia adicional de la implicación de la familia en la vida comunitaria de Cottage City que consideré cierto que los residentes de una comunidad tan pequeña aún recordarían a la familia. Era obvio que ningún otro investigador había siquiera pensado en buscar evidencia aquí. Volví al The Prince George’s Post y busqué las columnas vecinales de Cottage City, que aparecían en cada edición. Había muchas referencias a la familia Doe contenidas allí. La primera que ilustra que la familia nunca se mudó de Cottage City a Mount Rainier durante la época en cuestión aparece en la edición del 24 de junio de 1948. En la columna “Cottage City,” la Sra. Cletis E. Luther escribe: “La Sra. (Doe) del 3807 de la ave [sic] 40…no ha estado bien por algún tiempo. Ella tiene la esperanza de evitar una operación.” (Me han contado que un autor local cree obstinadamente que la familia Doe se mudó de su hogar en Cottage City y alquiló la casa del 3210 de Bunker Hill Road, por un corto periodo, y después se volvieron a mudar a Cottage City. No hay absolutamente ninguna evidencia de esta mudanza sin sentido. No hay conexión entre Joseph Haas y la familia Doe y cuando posteriormente entrevisté a docenas de residentes de Cottage City, todos ellos confirmaron que la familia en cuestión siempre había vivido en Cottage City en la casa de la avenida 40 —y nunca se mudaron hasta que el Sr. Doe la vendió en 1958).

Se hacen otras referencias a la familia Doe en las columnas de Cottage City del 30 de mayo de 1950 (que detalla una partida de bridge que involucró al Sr. y Sra. [Doe], Sr. y Sra. Alvin Kagey, y Sr. y Sra. Elmer Hodges de Berwyn Heights); 8 de junio de 1950 (el Sr. Doe fue operado en el Hospital Sibley); 29 de junio de 1950 (Parientes de St. Louis—corroboración posterior—visitaron a la familia y se llevaron a Rob a un viaje de dos semanas a St. Petersburg, Florida), 14 de septiembre de 1950 (visitaron a los Does y a Anna Coppage el Sr. y Sra. John Schwab y el Sr. y Sra. Jess Zengel y su hija Janis Ann de St. Louis), y numerosos otros comunicados similares durante principios de los 50. En 1955 la Sra. Doe cayó enferma y The Prince George’s Post publicó frecuentemente noticias sobre su estado. En la edición del 14 de junio de 1956 reportaron: “Nuestras condolencias a la familia de la Sra. [Doe], que falleció el 7 de junio. La Sra. [Doe], que vivía en el 3807 de la Avenida 40, es sobrevivida por su esposo, [Sr. Doe]; un hijo [Rob Doe]; su madre y hermana de St. Louis, Missouri. Los servicios funerarios fueron a cargo de la Funeraria Nalley con misa de requiem en la iglesia católica de de St. James el 9 de junio. El sepelio fue en St. Louis, Missouri.”

Continuando con este tema de Cottage City, el video de 1997 En las garras del Maligno muestra una casa en dos secuencias separadas que ellos presentan como el hogar del chico hechizado. No identifican su dirección, aunque representantes de Henninger Media Development, los productores del video, me revelaron que fue la única dirección dada para la familia en el diario del exorcismo escrito por el padre Raymond Bishop (que les fue subministrado a ellos por Thomas Allen). Cuando empezé mi trabajo de investigación en Cottage City y visité el 3807 de la Avenida 40, la reconocí inmediatamente como la casa del video.


Notas


1: Aunque Opsasnick es muy considerado ocultando el nombre del chico, a mí me picaba la curiosidad, así que hice una pequeña investigación por mi cuenta y adivinen qué; hay una copia escaneada online del anuario del Instituto Gonzaga del año 1954.

Con las pistas dadas por Opsasnick (la dirección; 3807 40th Avenue, Cottage City, Maryland, la parroquia: St. James y el hecho de que el seudónimo que se le da al chico en el diario del exorcismo "Roland" es un anagrama de su verdadero nombre "Ronald") es trivial identificar al chico "poseído" como Ronald Edwin Hunkeler, pueden ustedes ver su foto aquí (es el individuo de la esquina superior derecha).

Continúa en El chico hechizado, parte IV >>

Publicado por Shoikan :: 12:06 p. m. ::

Publica un comentario

-------------------------------------